La ansiedad electoral de Ángeles Muñoz le lleva a ofertar la tarjeta de movilidad sin garantías legales, saltándose la participación y antes de que se renueve la flota de autobuses

Izquierda Unida recuerda al equipo de gobierno que la ordenanza de transporte en la que se incluye esta gratuidad del servicio aún no está aprobada de manera definitiva y que en estos momentos se encuentra en exposición pública por un periodo de 30 días tras su publicación en el BOPMA el pasado 15 de enero.

El concejal portavoz de Izquierda Unida, Miguel Díaz, denuncia que “tras el anuncio realizado hoy por el equipo de gobierno de PP y OSP, desde IU reafirmamos que Ángeles Muñoz está gestionando la tarjeta de movilidad con una única visión electoralista y no como un instrumento para el fomento de un transporte sostenible, incluso por su injustificable premura podría incurrir en un supuesto de ilegalidad, ya que se ha informado de que este mismo jueves 7 de febrero se podrán comenzar a formalizar las tarjetas, cuando es irrefutable que la ordenanza de transporte que da amparo legal a esta tarjeta para la gratuidad aún no está aprobada de forma definitiva, es más, en estos momentos se encuentra en exposición pública por un periodo de 30 días tras su publicación en el BOPMA del pasado 15 de enero, por lo que aún las medidas que en ella se recogen no tienen sustento legal. 

El edil de IU recuerda además que “la ansiedad electoralista de Muñoz le lleva a vulnerar un derecho fundamental como el de la participación, omitiendo las posibles alegaciones de colectivos y vecinos a la Ordenanza, un atropello al procedimiento administrativo y la democracia participativa”.

“Asimismo, con este anuncio el PP miente, pues en el Pleno de 13 de diciembre de 2018 en el que se aprobó la ordenanza de forma inicial, el portavoz municipal del PP, Félix Romero, dijo que la tarjeta no estaría en funcionamiento hasta que no estuviese en marcha en nuevo servicio”, abunda Díaz. 
“Desde IU nos reiteramos en que la gratuidad es una medida interesante para fomentar el uso del transporte público, pero que ha de ir acompañada por otras medidas previas, como la puesta en marcha de un servicio eficiente que responda a un estudio real de la demanda de la ciudadanía en materia de transporte, de la renovación de la flota y de mejoras en la ordenación de la movilidad para dar prioridad al transporte colectivo. De qué sirve viajar gratis si no hay autobuses suficientes para atender al incremento de demanda o estos no son eficientes y no llegan puntuales a su destino”, concluye el edil de IU.