Nuestro ADN

Explicar de forma sucinta y clara cuál o cuáles son las señas de identidad de Izquierda Unida no es nada fácil. Hay muchas visiones de Izquierda Unida. Para empezar, no es lo mismo vista desde dentro que desde fuera. Desde dentro, Izquierda Unida se esfuerza por aparecer como un movimiento político y social que agrupa a prácticamente todos los sectores y grupos que se sitúan a la izquierda del PSOE:

  • un movimiento que intenta ofrecer alternativas desde la izquierda transformadora, es decir, lejos de una concepción liberal o socialdemócrata de las relaciones económicas y sociales
  • que apuesta por un papel decisivo del Estado en las áreas estratégicas para el desarrollo
  • que resalta el valor de lo público frente al interés egoísta, especulativo y antisocial de buena parte de las iniciativas privadas
  • que intenta poner los recursos y las oportunidades al servicio de las clases más vulnerables de la sociedad
  • que defiende un modo de producción basado en un crecimiento y una transformación que no pierda de vista a las generaciones futuras
  • que quiere extender y hacer reales todos y cada uno de los Derechos Humanos; y no sólo los Derechos Humanos, sino los sociales, los ecológicos y los económicos
  • que no renuncia a la extensión de todos esos derechos a la Humanidad, en cualquier rincón del Planeta
  • que cree y practica la igualdad, la justicia, la solidaridad, la educación y la laicidad como valores republicanos
  • que no renuncia a la Utopía como método para avanzar

Evidentemente, desde fuera , desde la visión que la ciudadanía tiene de Izquierda Unida estas señas de identidad se pueden distorsionar en la medida en que contrastan con las experiencias y avatares de las experiencias realmente vividas. Pero esto pasa en cualquier organización y de cualquier naturaleza sin que por ello pierdan valor los principios y conceptos que le dan carta de naturaleza. De ahí la importancia de la coherencia y del ejemplo de los hombres y mujeres de Izquierda Unida: hacer que lo que vivimos y cómo lo vivamos se parezca a aquello en lo que creemos y defendemos. Esa y no otra será la mejor forma de superar determinadas visiones y deformaciones del pasado que aún persisten en muchas personas, para acercar a la ciudadanía a una organización política y social que ofrece convicciones profundas , esfuerzo hasta el fin y lucha sin cuartel para transformar esta sociedad capitalista desde nuestra coherencia personal y colectiva.

En definitiva y en resumen, ser de Izquierda Unida significa:

  • defender y luchar por la dignidad de los seres humanos de cualquier lugar del Planeta, con todo lo que ello significa.
  • defender y luchar por un Estado comprometido con los más débiles desde los principios de la igualdad y la justicia social
  • defender y luchar por compartir en proporciones razonablemente iguales los bienes y valores creados por el trabajo y el capital.